La contratación de un buen fotógrafo y videógrafo para una boda es clave ante la idea de organizar ese evento. Este profesional consigue con su trabajo construir unos recuerdos que serán inolvidables, que esas vivencias pasen a un formato perdurable. Hoy te contamos en qué consisten las fotos de preboda y cuáles son sus ventajas.

Te animamos no tanto a decantarte por esta práctica, sino a que conozcas sus posibilidades para que puedas valorar si te interesa. Muchos profesionales de la fotografía trabajan con un esquema, el de realizar las fotos de la boda e incluir en el mismo pack la preboda o la postboda. Ambas opciones presentan muchos atractivos, ¿quieres conocer los de la preboda?

Qué es una sesión preboda

Foto de Preboda
Preboda en el Castillo de Granadilla

Una sesión de fotos para preboda es un reportaje fotográfico y de vídeo en el que los novios se visten de calle y visitan un lugar deseado, o bien consensuado con los profesionales. El nombre indica claramente en qué consiste la sesión, que se lleva a cabo meses o semanas antes del gran día.

Es un momento muy importante tanto para los novios como para el fotógrafo. Desde Bokeh Estudio Bodas recomendamos siempre cuadrar bien las agendas y no acercar demasiado la sesión al día de la boda, pues eso permitirá llegar a los novios más tranquilos al reportaje.

Otro punto importante es el de la selección de lugares para fotos preboda. Aquí se suele apostar por espacios con mucha luz, rodeados de naturaleza, en ambientes exteriores y, por supuesto, algún emplazamiento que sea muy emotivo para los novios.

La última decisión importante que hay que tomar es quién va a participar en la sesión. Lo habitual es que solo sean los novios, pero en caso de que haya algún hijo pequeño en la pareja, es bastante frecuente que este también sea protagonista de fotos preboda originales. En gran medida los hijos son también responsables de que se celebre la boda.

Ventajas de hacer una sesión de fotos de preboda

Cerezos en flor- Fotos de preboda
Cerezos en flor en el Valle del Jerte

Comentada ya qué es una sesión de fotos preboda toca hablar de las ventajas que supone compartir momentos con los profesionales antes del sí quiero. Es importante concretar el día del reportaje con suficiente antelación a la boda. De este modo los novios podrán marcar como realizado una tarea más en todo el proceso de contraer matrimonio.

El vínculo que se genera entre el profesional y los novios

Uno de los motivos que lleva a muchas parejas a decantarse por preboda y boda en lugar de boda y postboda es que así van conociéndose mutuamente. Se gana confianza con el fotógrafo, se pueden repasar aspectos relacionados con el presupuesto y la sesión ayuda a romper el hielo.

Los novios llegan con más serenidad a este reportaje, más relajados, y pueden comprobar cómo trabaja el equipo de profesionales. A su vez, los fotógrafos pueden hacer lo mismo, detectando ya algunos comportamientos en la pareja. Es importante crear un buen feeling para que el resultado final sea el deseado.

Fotos preboda, un plan diferente

Las fotos preboda, y posteriormente el reportaje de bodas, supone para mucha gente el primer momento en su vida en el que se enfrentan a una sesión profesional.

En los trabajos previos al gran día los novios pueden ser atrevidos y buscar fotos de preboda originales.

Así, cosas tan básicas como elegir una localización especial, seleccionar una indumentaria concreta o hacer partícipes a los más pequeños de la familia supone un motivo más para estar ilusionado por la boda. Un apunte importante, en las sesiones de este tipo el vestuario no es el propio de la boda, y eso es un punto a favor por la comodidad.

Un recuerdo inolvidable

Foto Preboda en Monfragüe
Fotografía de preboda en Salto del Gitano. Parque Nacional de Monfragüe.

A pesar de que este reportaje no es tan especial como el de la boda, sí hay un elemento que le aporta mucha relevancia. Va a ser uno de los últimos recuerdos como novios. La fotografía crea memoria y, en algunos casos, hasta amistad.

Si el trato con el profesional es agradable y hay conexión, ¿por qué no puede surgir una amistad o futuras colaboraciones entre la pareja y los fotógrafos? Para lograr esto es fundamental desarrollar un clima basado en la naturalidad y la confianza mutua.

Conocer el resultado previo a la boda y el modus operandi

El último aspecto positivo de las fotos preboda es que estas sesiones sirven para que ambas partes se conozcan mejor. Tras una intensa jornada de fotos, profesional y novios se pueden sentar y ver el resultado.

Con el material gráfico obtenido analizarán aspectos a mejorar en la ceremonia y el banquete: si el fotógrafo invade en exceso el espacio vital, si su estilo de fotografía es el que más convence a los novios, si se centra en exceso en la pareja o debe dar más protagonismo a otros elementos de la boda… En definitiva, una sesión de este tipo debe servir como avanzadilla para el día de la boda.

 

Las fotos de preboda son el aperitivo que ofrece el mundo de la fotografía antes del gran día. Los reportajes deben planificarse con tiempo y sirven para calmar nervios y para generar un vínculo de confianza entre novios y fotógrafo. De su buen resultado va a depender en gran medida el éxito de futuros trabajos.

COMPARTE ESTA HISTORIA

COMENTARIOS Expandir -
AÑADIR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.